close

 
extremoduro



Casi que a la fuerza recorro las horas
y no me encuentra el día si no encuentro su boca
diciendo: ¡venga , venga, que me vuelvo loca!.
Y ando entre su pelo y hay un agujero;
me subo a las estrellas
y me tiro de cabeza.

Subí al árbol más alto
que tiene la alameda
y vi miles de ojos
dentro de mis tinieblas.
Nosotras no las vemos,
Las hormigas comentan.
Y el caracol: mi vista
sólo alcanza a las hierbas.

Que nada me interesa de alrededor,
me subo a lo más alto de la locura,
me encuentro a mi princesa hablando con la luna,
echándose carreras a ver quién es más puta.

Que no me da la gana pasar media vida
buscando esa frase que tal vez no exista.
¡No me mira! ¿Y qué cojones puedo decir?
Mi perro ya no quiere la comida
y en mi cabeza paso el día buscándote.

Llego a tus rincones llenos de flores.
Por mis esquinas llenas de colores
se ha desbocado la primavera
la noche entera.

Bebo de una fuente caliente, caliente,
y vuelvo a ver al hada que nunca me abandona.
Cuando no estoy contigo domestico las horas
y hago que den brincos y hago que corran.

Que no me da la gana pasar media vida
buscando esa droga que tal vez no exista.
¡No me mira el sol, que no me mira
si no me viene a ver una sonrisa!
y se me sale dando pedales
sin mi permiso una lagrimilla.

Llego a tus rincones llenos de flores.
Por mis esquinas llenas de colores
se ha desbocado la primavera
la noche entera.


Que nada me interesa de alrededor,
me subo a lo más alto de la locura,
me encuentro a mi princesa hablando con la luna,
echándose carreras a ver quién es más puta.
---
Lyrics submitted by Luis.